Inicio ColumnistasSe comenta solo con… Se comenta solo con…

Se comenta solo con…

por redfinanciera
  • Revés…
  • Por Carlos Ramos Padilla*

RedFinancieraMX

 

Este jueves la nación sufrió dos lamentables retrocesos amparados en una demagogia rampante e innecesaria que sólo satisface las ambiciones de un gobernante y sus incondicionales. Sus necedades de venganza son manifiestas en relación a los expresidentes y su engaño de austeridad termina con recursos de fideicomisos que arrebatarán medicamentos a enfermos, seguridad a periodistas, tecnología a investigadores, impulso a atletas, creatividad a emprendedores e incluso rescate a víctimas de distintos fenómenos.

Mucho se argumenta que nadie es culpable hasta que se demuestre lo contrario, pero eso parece no entender y si esconder el ministro Arturo Zaldívar. Hoy está permitiendo que mexicanos como él sean sometidos a evaluaciones callejeras por gente, seré directo, ignorante, pero si rencorosas en muchos temas.

Qué demonios sabemos de aviación para determinar en dónde y cómo se construye un aeropuerto o las presiones atmosféricas en el fuselaje de una aeronave. Que entendemos de presiones de gases y densidad de químicos para opinar sobre fuentes energéticas.

Pero hoy vemos que los que si (en apariencia) estudiaron Derecho y juramentaron hacer cumplir la Constitución y las leyes que de esta emanan, se mostraron indignos del cargo que ostentan, sumisos vergonzantes y traidores no únicamente a sus supuestos escrúpulos y valores, sino a la sociedad je les paga, al Estado de Derecho y al país.

Todos estamos a favor de sancionar severamente, duro, a quienes cometan ilícitos, irregularidades, delitos, saqueos y abusos. Pero para ello hay que probarlo, se deben sustentar las acusaciones, dar elementos.

La justicia no está a capricho de encuestas, de consultas o de asambleísmos callejeros. No somos un pueblo de salvajes que arrastran públicamente a sus sus supuestas víctimas en plazas públicas para colgarlos de un árbol.

¿Debemos entender entonces que los linchamientos callejeros serán avalados como resultado de una improvisada consulta entre las masas afectadas? ¿Así nos vamos a comportar? ¿Instalaremos paredones en cada esquina? López Obrador va contra dos expresidentes porque así lo ha demostrado con sus discursos en años: el innombrable (Salinas) y contra Calderón. Es suficiente con observar sus calificativos mañaneros.

Aquello de “cállate chachalaca” refiriéndose un presidente constitucional como Fox es mera anécdota. A Zedillo le debe el acto ilícito de contender por la jefatura del Distrito Federal sin cumplir el requisito de residencia. A Peña le debe la presidencia, porque la negoció a cambio de impunidad o por el hartazgo colectivo a un partido (el PRI) que aun regresando a Los Pinos no supo atender los satisfactores y demandas de la sociedad. amlo desde su cargo y por sus pronunciamientos debería presentar pruebas documentadas de lo que está acusando a los expresidentes no dejar la responsabilidad a la sociedad de exigir lo que él no da. Eso es una canallada.

Hoy, Zaldívar entre otros, están orillando a una sociedad cansada a tomar acciones de rebeldía y eso es muy peligroso. Están acabando con los recursos nacionales y con el Estado de Derecho. El dinero en Dos Bocas, el Tren Maya y el Santa Lucía están costando carísimo al país.

Pregúntese por qué el Ejército está construyendo las pistas aéreas, se lo digo, porque no hay un a aval internacional que apruebe ese capricho.

Y a falta de suma de conocimientos técnicos y de experiencias internacionales en la materia ahí puede ocurrir un serio accidente.

Me duele lo que está pasando y más me molesta porque este se sexenio aun cuando afirma lo contrario es una fábrica de pobres y desempleados, porque estamos viviendo la peor violencia en los registros nacionales y aún con eso algunos ministros agachones nos dejan a la deriva de consultas, porque vivimos en impunidad absoluta en materia de crímenes contra periodistas y en feminicidios pero la preocupación son frivolidades de rifas, porque arrebatan medicamentos a niños enfermos y ahora recursos a nuestros deportistas, la ciencia y la investigación, la cultura y el arte sufren un descalabro por una serie de irresponsables legisladores levanta dedos que verán las consecuencias de sus actos en sus propios hijos cuando no tengan apoyos para estudiar o para salvar la vida.

Estos dos hechos en un día, la desaparición de 109 fideicomisos y la enorme torpeza de convertirnos en jueces placeros a modo y por venganza son un tiro certero a la estabilidad y democracia. Mañana veremos a un presidente soberbio, triunfante, mofándose de los opositores y gritando loas propias a sus ocurrencias.

Ojalá y los ministros Arturo Zaldívar, Alfredo Gutiérrez, Alberto G. Pérez, Juan Luis González, Yasmín Esquivel y Ana Margarita Ríos, puedan hoy dormir con la conciencia tranquila aun sabiendo que las arbitrariedades legales habrán de pagarlas muchos inocentes, entre ellos pueden estar sus propios hijos por una calificación arbitraria de un grupo social.

Cuanta falta a nos hacen Ignacio Burgoa Orihuela, Jorge Carpizo, Andrés Serra Rojas y otros tantos constitucionalistas o prohombres como Rubén Bonifaz Nuño. Necesitamos líderes que levanten la voz y el reclamo como Sergio García Ramírez, Ignacio Morales Lechuga, Juan Velázquez, José Elías Romero Apis, González Pérez.

Que se escuche la opinión y fuerza de la Facultad de Derecho de la UNAM y su director Raúl Contreras Bustamante, ¿qué dice la Libre de Derecho y su rector Ricardo Antonio Silva? Que estos ministros hoy ausentes de responsabilidad ofrezcan disculpas a miles de jóvenes universitarios que por vocación y convicción estudian para servir a su país con honradez y cumpliendo con nuestra Constitución.

Ellos que desde sus pupitres si han estudiado la herencia jurídica de Juárez no como otros que lo usan como mercado de propaganda. Universitarios que se empeñan por generar mejores niveles y estadios para millones de personas empezando por sus familias.

Ellos y nosotros merecemos una explicación, misma que no van a dar porque se atraviesa un elemento adicional: la cobardía.

Y mire que hubo muchos y hay muchos, que aún se molestan cuando el refranero popular recuerda que YSQ es un “peligro para México”.

*Presidente de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y TV

*Conductor del programa Va En Serio MexiquenseTV canal 34.2

 

Te puede interesar