Inicio ColumnistasSe comenta solo con… Se comenta solo con…

Se comenta solo con…

por redfinanciera
  • Escudo
  • Por Carlos Ramos Padilla*

RedFinancieraMX

100 años han transcurrido desde que la UNAM presentó su escudo y lema de identificación.

Es uno de los emblemas más significativos, reconocidos, bellos y representativos en el mundo.

El Consejo de Educación aprobó, en 1921, el escudo en los siguientes términos “se resuelve que el escudo de la Universidad Nacional consistirá en un mapa de América Latina con la leyenda Por Mi Raza Hablará El Espíritu, se significa en este lema la convicción de que la raza nuestra elaborará una cultura de tendencias nuevas de esencia espiritual y libérrima.

Sostendrán al escudo un águila y un cóndor apoyado todo en una alegoría de los volcanes y el nopal azteca.

El conjunto se coronó con una banda en la cual se leía Universidad Nacional de México, cintilas reformada cuando la UNAM obtuvo su autonomía en 1929”.

Fue durante el rectorado de José Vasconcelos cuando se logró esta hazaña histórica en occidente, hablando por vez primera de la Raza Cósmica.

Antes la Universidad había tenido siete escudos de identificación. El Rey Carlos Quinto de España autorizó en 1551 crear la primera universidad de México y utilizar el escudo real, a finales de 1570 se creó un escudo propio de la universidad modificando en 1595 cuando se otorga la Sanción del Real y Pontificia por el Papa Clemente Octavo.

En 1821 cuando el México independiente nombró a la Nacional y Pontificia Universidad Nacional de México, al año siguiente con Agustín de Iturbide como emperador se convirtió en Imperial y Pontificia.

Tras la caída del emperador se regresó a la identidad de Nacional y Pontificia.

Luego se creó un escudo bajo el, liderazgo de Gabino Barreda, en particular para la Escuela Nacional Preparatoria (amor, orden y progreso) y por último data de la época de Justo Sierra en 1910. Hoy en día el escudo de la UNAM condensa los valores, ideales y proyectos universitarios con una extensión cultural y social sin precedentes.

El ánimo se fortalece con la aplicación de la autonomía y todo en conjunto merece que nuestra Casa de Estudios sea considerada una de las mejores del mundo y líder en Latinoamérica.

Las hazañas universitarias se han dado y logrado a partir de una auténtica identidad que merece orgullo y una defensa cotidiana a su esencia.

La imagen y fortaleza de la Casa de Estudios permite que la nacionalidad retome oxígeno ante evidentes vacíos generados desde el poder.

La UNAM integra, unifica, busca la excelencia, determina derroteros, encumbra a los sabios, liderea la investigación, fortalece a la ciencia, engalana a las humanidades, da vida y sentido al patriotismo, busca fórmulas de cohesión social.

La UNAM es el punto de reunión de las inteligencias, es capilaridad social, en convivencia colectiva es forjadora de líderes y adicionalmente es el semillero de las mejores propuestas para el avance nacional.

*Conductor del programa Va En Serio canal 34.2

Te puede interesar