Inicio ColumnistasSe comenta solo con… Se comenta sólo con…

Se comenta sólo con…

por Redacción
  • Es cuestión de vida
  • Por Carlos Ramos Padilla

RedFinancieraMX

Hay muchos frentes abiertos y parece, todo indica, que el gobierno federal va a ir perdiendo terreno.

El aeropuerto, la reducción de los salarios, la venta del avión presidencial, migrantes, los superdelegados, huachicoleros, Reforma Educativa, Reforma Energética, pero aproxima algo muy delicado en el sector salud.

Por los improvisados cambios, por los insuficientes nombramientos, por las políticas erráticas y por las ocurrencias, las medidas administrativas en hospitales, centros e instancias infantiles, suministro de medicinas, atención a derechohabientes está paralizado.

Debo decir que no se han podido expedir cheques para la compra, digamos, de oxígeno, de suministro para la atención de oncología y afectaciones cardiacas, para diabéticos, en diálisis, en medicamentos para las áreas de urgencias y esto es gravísimo porque es irreversible y se trata de vidas humanas y falta, ojalá no se dé, que se presente la primera muerte por falta de atención y peor aún, por omisión.

Hay funcionarios que están, pero no están. Han presentado su renuncia al cargo, pero no han sido ni aceptadas ni rechazadas, por que legalmente no tienen atribuciones ni responsabilidades.

La atención hospitalaria se está complicando y día a día la merma en el sector es muy evidente. Recordemos que en el sector salud se registran muchos nacimientos y muertes a diario.

Se operan incluso servicios funerarios y en medio de este movimiento el desabasto de medicamentos deja a los pacientes a la deriva. El aviso está dado, pero las autoridades están más ocupadas en frivolidades y en impactos mediáticos como el tren Maya, no en ser eficientes y rayando en el extremo, en el cumplimiento que dicta la ley a través de los códigos legales y la Constitución.

Aquí no hablamos de reducción de salarios a la burocracia, subrayo, es la paralización parcial del sector.

Mire, en las instancias infantiles ya no hay alimentos, están suministrando las reservas de despensas. Así las cosas.

No vaya a ocurrir y que pronto hasta las ambulancias y servicios de emergencia se queden ahí atorados porque no hay quien autorice la compra de gasolina.

Te puede interesar