Inicio ColumnistasSe comenta solo con… Se comenta sólo con…

Se comenta sólo con…

por Redacción
  • Piltrafa y ridículo
  • Por Carlos Ramos Padilla
RedFinancieraMX
Teniendo tantos valores en el país nos damos a contratar a extranjeros incluso para ganar millonadas y no dar resultados. Vamos hasta colombianos dirigiendo a nuestra selección NACIONAL de fútbol.
Hoy lunes hará su debut el llamado “pelusa” un violento ser humano convertido en basura por él mismo. Drogadicto, alcohólico, tramposo y golpeador, una joyita.
Hay aún quién lo defiende por haber sido un buen jugador, pero como ejemplo para los niños deja mucho, pero mucho que desear. Varias veces inmiscuido en golpizas, otras tantas en reclutamiento forzado por sus adicciones. Hoy flamante entrenador de un equipo de fútbol mexicano, los Dorados, que pretenden llegar a Primera División.
Este tipo, argentino, ni siquiera es capaz de estructurar bien las ideas en las conferencias de prensa y el ridículo que hizo en el mundial de Rusia fue monumental. Y vaya coincidencia, se le trae a la tierra del Chapo, Culiacán, Sinaloa.
En 1984 cuando Diego jugaba para el Barcelona generó un pleito a golpes contra Miguel Ángel Solá del Atlético de Bilbao. Fue suspendido y expulsado del equipo. En 1991 dio positivo en cocaina, la federación italiana también lo expulsó de las canchas. En febrero del 94 fue preso y pagó una indemnización por agredir a periodistas. Digo uso un rifle de perdigones contra los comunicadores.
También en el mundial de Estados Unidos dio positivo en el antidoping en un partido contra Nigeria. Fue una vez más expulsado ahora de la Selección Argentina. En el 2006 en Polinesia, el astro, nuevamente enfrentó a periodistas en la vía pública ¡a pedradas!
En agosto del 2014 le dio una bofetada a un reportero porque lo acusó de coquetear con su esposa. En Croacia, en Bogotá, donde se paraba daba golpes lo mismo a aficionados que a gente de prensa. Roció Oliva su pareja fue salvamente golpeada y las imágenes de “viralizaron” en las redes sociales, fue en Madrid. Esa es su biografía.
Fueron constantes sus viajes a Cuba para relacionarse con Fidel y para limpiarlo de tantos tóxicos, pero aquí algunos, repito, lo admiran, le contratan y le pagan.
Ojalá y no sea como ocurrió con Salvador Cabañas, extranjero envuelto en un asunto de drogas y balas que por convenir a un puñado, se les ocurrió hacerle un homenaje en el Estadio Azteca.
Que vergüenza que éste sujeto esté en México, pero más lástima y vergüenza dan quienes lo contrataron y podríamos decir, es su dinero, pero quien paga es la afición y quien presenta desviaciones en su personalidad son los niños que le siguen.

Te puede interesar