Inicio ColumnistasSe comenta solo con… Se comenta sólo con…

Se comenta sólo con…

por Redacción
  • Desabasto pero de ideas
  • Por Carlos Ramos Padilla

RedFinancieraMX

Semiparalizar a una nación, afectar la economía, impulsar la inflación, el desempleo, negar el desabasto de combustibles, es una tarea absurda como sus propios argumentos.

Enriquecer a una empresa transportadora de gasolinas vía terrestre argumentando una guerra contra los huachicoleros es insostenible.

Habré de insistir. El robo de combustible no está en los grupúsculos de paisanos que a manguera ordeñan ductos.

La rapiña está en las altas esferas empezando por los exdirectores y el sindicato. Eso lo sabe amlo que se dedicaba a secuestrar pozos petroleros en su tierra, Tabasco.

La gran corrupción, el desfalco y el robo se da desde las ventajosas prestaciones laborales en Pemex, hasta el hurto hormiga de gasolinas en las bombas que dan menos de un litro. Corre la versión que el expresidente López Portillo se llevaba 80 centavos de dólar por cada barril extraído de crudo, haga cuentas.

¿Pero nada más él? Los abusos ofensivos y descarados de los líderes sindicales, y decía ayer, el uso discrecional de los recursos por parte de los exdirectores es materia de investigación inmediata. Todo esto lo sabe el gobierno y protege incluso a los empleados de menor rango que cobran cuotas hasta por dejar entrar los carros/tanque a las instalaciones de PEMEX.

Si se quejan de los abultados salarios y beneficios de los magistrados de la Corte, sería bueno se empinarán a las nóminas de PEMEX.

¿Por qué el gobierno no inició la decapitación de los enormes buitres y chacales de PEMEX? ¿Por qué empezó por afectar a millones de personas que viven de los combustibles y muchísimos ciudadanos que nos movemos en vehículos de combustión interna? ¿Esta entonces aplicando a nuestra desventaja la amnistía a los saqueadores nacionales? ¿Por qué aquí no hubo consulta masiva? ¿Por qué antes de todo esto no se informó el conflicto de intereses de Jiménez Spriu (que ya lleva muchas) en el asunto de la distribución de los combustibles? Y que el presidente no nos vaya a salir con una respuesta ante la absurda y onerosa boda de Cesar Yáñez, “pues yo no fui el que me casé”.

Incluso se permitió la deliberada, intencional pregunta sobre un General de la República en la conferencia de prensa mañanera para inculparlo cuando se percibió que todo estaba preparado para que amlo fingiera ignorancia y se atreviera a preguntar si alguien más conocía al personaje.

Por qué el desabasto, o falta de distribución, como usted quiera, sólo en Entidades que no tienen preferencia electoral por amlo.

Hasta dónde pretende llegar el Presidente y hasta dónde lo van a dejar porque para él es muy sencillo plagiar frases como “me canso ganso” o “a ver quién se cansa primero”.

Veamos si esta decisión no afecta incluso a las recién empresas transnacionales que ingresaron para el suministro de gasolinas en estaciones callejeras.

El golpe como se vea es fuerte y la equivocación mayor. No vaya a ocurrir que en breve cierre bancos para acabar con los asaltos o cancele medicamentos a enfermos en fase terminal para evitarles más horas de vida.

Te puede interesar