Inicio ColumnistasSe comenta solo con… Se comenta sólo con…

Se comenta sólo con…

por Redacción
  • Por Carlos Ramos Padilla
  • Discurso del presidente de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión, durante la entrega del Premio ANPERT 2018

RedFinancieraMX

Buenas noches, fecha especial ésta en que venimos de rendir estima a nuestros héroes de independencia y a guardar en la memoria a aquellos que en ese tan enigmático 19 de septiembre de 1985 y del 2017 perdieron todo, incluso la vida.

Debo prevenir que esta reunión no corresponde gente ordinaria, sino extraordinaria. Hace dos años llegamos a este magno recinto a tomar protesta a la nueva mesa directiva de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión. bajo el regazo de dos enormes alegorías: Nuestro emblema patrio y de la máxima casa de estudios, afirmé que no seriamos pasivos y sí contestarios, activos.

Habriamos de dignificar al gremio y nuestra meta: Progresar. Dos años han pasado y hoy nuestros periodistas ya presumen grado académico; nos hemos entrevistado con personajes que difunden ideas, crean historia; abrimos un programa de televisión propio; el Sistema de Transporte Colectivo Metro nos distinguió con un boleto conmemorativo; participamos en una marcha pública para defender a la nación de los agravios recibidos desde el extranjero, los Estados Unidos.

Hemos guardado enorme reverencia a nuestros académicos que han fallecido pero también a los colegas que han sido asesinados; nuestros espacios en los medios son más ricos y ahí abrimos micrófono y pantalla a quienes merecen departir con el país; estamos penetrando en redes sociales; sabemos y entendemos que no hay mejor proyección que sumar a los jóvenes y compartir con ellos y que el periodismo ya no es más un oficio sino una profesión.

Hoy a dos años de distancia cambiamos nuestro eje y decidimos mirar a quienes nos han dado talento, valores, líneas de conducta. sabemos que si creemos, podemos y si podemos, lo hacemos. Y hoy traemos un portafolios lleno de triunfos y de buenas noticias. Instituimos la presea, los reconocimientos y la distinción ANPERT. y aquí con  nosotros los mejores entre los mejores.

Enrique Graue, líder de la inteligencia y sabiduría, guía y formador de nacientes generaciones.

José Narro, disciplinado, institucional, motor de cambios con el rostro siempre en alto, médico de la nación, inversionista de triunfos.

Enrique de la Madrid, quien sabe que la entereza da energía, que lleva en el adn la fuerza que se requiere para dar ejemplo. Su empeño nos ha colocado como potencia turística.

Juan Pablo Castañón, punta de lanza de empresarios, de mexicanos que se han encarado a los grandes de otras latitudes para dar beneficios a nuestra sociedad.

Gerardo Gutiérrez Candiani, expresión de una cultura de protección al débil; de generar abundancia donde la hay pero ha sido desperdiciada.

Arely Gómez, ella dama, fina, abogada de la nación, auditora del decoro.

Antonio godina, quien recibe por miles la gratitud de tener lo más preciado, una vivienda, un techo protector, un patrimonio de familia.

Jimena Saldaña, inquieta, a ella y en equipo se le debe uno de los mejores impulsos al deporte nacional pero más allá, cabeza de una canal público de televisión que prohíbe la denostación y motiva a vencedores.

Manuel Mondragón destaca por su solidez, su disciplina y lealtad a lo suyo y a los suyos.

Por estas virtudes y tesón los periodistas de México les aplaude y les reconoce. porque, entre otras razones, nos urge reunirnos en ceremonias como esta para elevar nuestro ánimo y saber que como todos los que estamos aquí, pocos o muchos, construimos un México diferente, cargado de colores y aspiraciones. tenemos que vernos de frente y evitar a ese miedo que nos provoca la violencia y el crimen. anular a quien coseche discursos de odio para dividir.

Tere Vale, Gerardo Galarza, Marco Antonio Reyes, Carlos Ramírez, Maricarmen Cortés, José Yuste, Marco Mares y Jorge Zúñiga, gracias por difundir y generar responsablidad colectiva.

Karla Rivera, quien nos muestra que los jóvenes son emprendedores, que evolucionan, que forjan y sobrepasan fantasías y ficciones.

Pero aquí con nosotros nos acompañan dos personajes más que merecen atención y gratitud, me refiero a Diego Rodríguez, nuestro escultor,  artista a quien solicito pase al frente a recibir eso que es su creación, su interpretación: La estatuilla ANPERT.

Alejandro Inzunza Montiel, confeccionó nuestra nueva imagen, el diseñador de nuestro perfil e identidad institucional, también le solicito su presencia para otorgarle sincero reconocimiento.

Todos ustedes, la perpetuidad se la han ganado con honra. Ninguno de los que estamos aquí al término del día nos avergonzamos de nuestra actividades y nunca tomamos nada que no nos pertenezca. Pero si algo nos tienen que reclamar es que hemos atrevidamente arrebatado la atención de la nación para informar y formar.

Tenemos que ser auditores y contrapeso y no nos van a arrodillar. En esta sala no hay mediocres, ni estafadores. estamos dispuestos una y otra vez a sacar la casta, la gallardía y buscar la cima. Nuestra riqueza es el contacto con los demás. No aceptamos en nuestro diccionario de vida las palabras fracaso o retroceso. Tenemos que buscar las historias de amor, de arte, los sueños.

Con estos elementos la existencia puede viajar miles y miles de kilómetros sin encontrar limites. Este, el nuestro es un tiempo glorioso para estar vivos, tenemos que ofertar nuestra contribución, somos una colección de individuos capaces de comprender nuestra  misión pero debemos hacerlo con emoción y entusiasmo.

Tenemos que mirar hacia las estrellas, no a las sandalias, dar sentido a todo lo que observamos y siempre mantener la inquietud por explorar, vamos ser curiosos. Lo vital es no rendirse y ustedes son ejemplo. Nada hemos hecho solos porque solos no podemos concluirlo. A cada uno de nosotros nos pueden llamar, calificar como quieran pero jamas podrán etiquetarnos como derrotados.

Todos, todos tenemos la capacidad de guardar un pedacito de universo y de ahí crecer nuestro asombro por lo que aspiramos y queremos. Hay detractores pero frente a estos, determinación. Sobre los ciegos del alma presentar pasión.

Aquí estamos porque todos hemos recibido ayuda y la hemos dado, eso nos presenta como únicos.

Hoy es momento de auxilar a otros de eso se trata esta ceremonia, no hay que pensar solo en nosotros mismos, destruyamos el espejo que nos hace vanidosos, huecos, mejor asomémonos al horizonte, ustedes serán recordados no por lo mucho que hicieron, sino por lo mucho que dieron.

Aquí hablamos de nosotros, de ese equipo que puede cambiar al mundo. Gracias, muchas gracias por permitirnos desarrollar este evento para hablar solo de excelencia. El que tiene mente pobre y limitada será discapacitado toda su vida, habrán de pudrirse en su mediocridad.

En alguna ocasión exprese “quisiera ser tinta para escribir la mejor crónica jamas leída, quisiera ser gijarro para convertirme en montaña, gota para formar río y buscar al mar, pluma para ser ala y aprender a volar”.

Como sentencia el gran maestro Jorge Zúñiga: “Con grandeza vive, quien hecho a grandeza está”. Pero como afirmamos en la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión: “Todos somos uno”. Gracias y buenas noches.

 

Te puede interesar