Inicio Economía Se distancian empresarios de AMLO por acusaciones sobre CFE

Se distancian empresarios de AMLO por acusaciones sobre CFE

por Redacción
  • Le subrayan al presidente que sin inversión privada no se podría abastacer la demanda nacional de energía eléctrica

RedFinancieraMX

Nuevamente, el sector privado remarcó al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador la aportación que han hecho las empresas al sector energético del país, inversiones sin las cuales la Comisión Federal de Electricidad (CFE) no habría podido abastecer la creciente demanda nacional, porque CFE carece de los recursos para realizar las inversiones indispensables.

En un posicionamiento dado a conocer, la Confederación Patronal de República Mexicana (Coparmex) le subraya al presidente que la participación de la Industria Privada en el sector energético genera beneficios para el consumidor y que la CFE continúa siendo la generadora de electricidad más grande del país (53% de la capacidad de generación total instalada en México).

Explica que esa ha sido la mejor manera de garantizar un suministro confiable a precios justos para las familias mexicanas y la Industria; siempre en respeto a la rectoría del Gobierno Federal para desarrollar y ejecutar la política nacional energética.

Destaca Coparmex que las inversiones de la iniciativa privada en el sector han permitido que el país cuente con la infraestructura necesaria, y que así se liberan recursos públicos para enfocarlos en proyectos sociales, porque sin esta inversión, que son de interés público, la CFE no habría podido abastecer la creciente demanda nacional.

El organismo patronal detalla que la CFE continúa siendo la generadora de electricidad más grande del país, con el 53% de la capacidad de generación total instalada en México, y que los privados complementan a CFE en términos de la producción de energía. No compiten con ella, ya que no tienen la infraestructura necesaria para la transmisión de energía eléctrica.

Indica Coparmex que los contratos a los que se refiere el Presidente son específicamente a los denominados PIE (Productor Independiente de Energía).

Se explica que estos son contratos a largo plazo, por lo general 25 años, que establecen que las empresas privadas invierten en la construcción de plantas de electricidad y venden el 100% de su capacidad a CFE de forma exclusiva, y que esos contratos se originan porque CFE carece de los recursos para realizar las inversiones indispensables.

Y agrega: “Cabe resaltar que en otros países (como en Estados Unidos y otros de la Unión Europea) en donde el Estado participa en el negocio de la generación de Energía Eléctrica, este tipo de contrato de Cargo Fijo es común”.

Se aclara que bajo este esquema de contratos el proveedor no paga servicios de trasmisión porque el compromiso es entregar la energía en el punto de interconexión. CFE de ahí la distribuye a donde se requiera, utilizando su propia red.

El concepto de Cargo Fijo que mencionó el Presidente es por la reserva de la capacidad de la central, es decir, es como se divide en pagos a través del tiempo la inversión del productor.

La producción nacional de Gas Natural ha sufrido una caída considerable en los últimos 8 años, al pasar de poco más de cinco mil millones de pies cúbicos diarios en el 2010 a menos de tres mil millones de pies cúbicos diarios en el 2018 (Fuente: S&P Global Platts Analytics). Derivado de esto, la importación de Gas Natural ha ido en aumento para satisfacer las necesidades del país, tanto de CFE como de la Industria Privada.

Y se aclara que “para hacer llegar el Gas Natural a donde se requiere, la inversión privada en gasoductos ha sido necesaria. Por ello, es importante que se termine la construcción de los 7 gasoductos que están en proceso, pero que se encuentran detenidos por causa de fuerza mayor”.

Los antecedentes de la molestia

Ayer, las compañías Grupo Carso, IEnova y TransCanada respondieron a los señalamientos del presidente Andrés Manuel López Obrador sobre “los contratos leoninos” otorgados en la administración pasada para construir y operar gasoductos, mismos que están “parados”.

Grupo Carso y la empresa Infraestructura Energética Nova (IEnova) aseguraron que no reciben subsidios millonarios del gobierno.

La Comisión Federal de Electricidad afirmó que Grupo Carso y la empresa Infraestructura Energética Nova son dueños de 7 gasoductos que no son utilizados y que reciben recursos.

Grupo Carso reconoció que el gasoducto se ha interrumpido en 16 tramos que suman 86 kilómetros.

“Se ha visto interrumpido significativamente en 16 tramos que suman 86 kilómetros” y que las interrupciones han retrasado un año las obras y que se han encarecido, junto con los gastos financieros.

“La obstrucción a la construcción del gasoducto representa un elevado costo para la construcción y terminación del gasoducto y en especial, como señalamos antes, a la CFE al impedirse el acceso a gas natural de muy bajo costo para la eficiencia y competitividad de sus operaciones”.

Por su lado, la empresa Infraestructura Energética Nova aseguró que los contratos que obtuvo de la Comisión Federal de Electricidad fueron licitados y abiertos y cumplen con los estándares internacionales.

“Fueron adjudicados bajo procesos de licitación pública internacionales abiertos y transparentes bajo estándares internacionales de la industria”.

Indicó que uno de los ductos es de su propiedad y que comenzó a trabajar en mayo 2017, pero fue interrumpido porque en agosto sufrió sabotajes.

El lunes 11 de febrero, Andrés Manuel López Obrador afirmó que revisarán los contratos que tiene la Comisión Federal de Electricidad y que exhortará a las empresas a que no se aumente el costo de la energía eléctrica.

Los dos primeros para ser construidos y operados en Estados Unidos, asociados con Energy Transfer Partners y Mastec, con el 49%, y Carso Energy, con el 51. Estos gasoductos están funcionando desde hace más de dos años y pasaron la certificación Foreign Corrupt Practices Act, que exige por Ley Estados Unidos.

Mientras que para el gasoducto que se construye en el norte de México y que consta de 620 kilómetros, Carso Energy adquirió la tubería, todos los equipos, herramientas y materiales necesarios para su construcción, además de contratar para ello al consorcio integrado por CICSA, FCC y Nuova Ghizzoni.

Te puede interesar