Inicio Finanzas Se enfila el dólar hacia los 26 pesos

Se enfila el dólar hacia los 26 pesos

por redfinanciera
  • El escenario de complica para la moneda mexicana
  • Por Ricardo Jiménez

RedFinancieraMX

El escenario del peso mexicano se ve complicado para las siguientes semanas, con el pronóstico de presentar una mayor depreciación frente al dólar estadounidense, sobre todo en las próximas dos semanas que podría superar los 25 pesos y acercarse a los 26 pesos por billete verde.

La mayoría de los participantes del mercado se encuentran demasiado sensibles, pues existen eventos que podrían generar mayores presiones en tipo de cambio, como la caída del precio internacional del petróleo que podría afectar directamente las finanzas de Petróleos Mexicanos (Pemex).

El desplome del precio del hidrocarburo eleva la probabilidad de que la deuda de Pemex pierda su grado de inversión. Asimismo, los menores precios del crudo combinados con la contracción de la economía, podrían generar una reducción significativa de la recaudación tributaria y dificultar la implementación de una política monetaria expansiva, por lo que, un recorte a la calificación crediticia de México podría depreciar más al peso mexicano.

En el Mercado de Futuros de Chicago (CME), los inversionistas extranjeros comenzar a deshacerse de sus posiciones en pesos y empezaron demandar de manera importante dólares, como una estrategia de inversión de mayor seguridad, es decir, buscar los llamados activos de refugio.

En el CME, la posición especulativa a favor del peso con cierre de la semana del 17 de marzo alcanzó un monto de 734 millones de dólares, comparado con el cierre anterior de 2,676 millones de dólares, representa una reducción de 1,942 millones de dólares, lo cual representó una caída de 72.57%.

El tipo de cambio peso-dólar vivió su peor semana desde la crisis económica-financiera de 2008, tras registrar una pérdida de valor de 10.34%, esto es una contracción de 2.272 pesos, para alcanzar una cotización máxima histórica de cierre de 24.2480 pesos por dólar, aunque en esta semana tocó un precio de 25 peso por billete verde

La moneda mexicana fue de las divisas más golpeadas durante la semana pasada, seguida por el rublo ruso que experimentó una contracción de 9.2%, sin embargo, en lo que va del año el peso mexicano lleva una depreciación acumulada de 28.39%, mientras el rublo ruso muestra un saldo negativo de 22.5%, el rand sudafricano presenta una contracción de 20.50% y el peso colombiano reporta un ajuste a la baja de 19.9%.

La fuerte depreciación del peso mexicano obligó a la Comisión de Cambios a intervenir, bajo este contexto anunció recientemente un incremento en el tamaño del programa de coberturas cambiarias liquidables en moneda nacional de 20,000 a 30,000 millones de dólares.

Los bancos centrales y los gobiernos de todo el mundo siguieron aplicando medidas de política monetaria y fiscal para apoyar a las economías, y estabilizar a los mercados ante la expectativa de una caída en la actividad económica a nivel mundial.

En este mes de marzo, los institutos centrales en el mundo recortaron sus tasas de interés, al mismo tiempo que los bancos centrales de economías desarrolladas aplicaron medidas adicionales que implicaron una “inyección” de liquidez importante a las economías.

En el caso de México, el banco central recortó de forma anticipada (viernes) su tasa de interés de referencia en 50 puntos base, con este recorte la llevó a un nivel de 6.50%, en un entorno complicado para la actividad económica, con amplias posibilidades de que entre en recesión en los próximos trimestres.

La Reserva Federal (Fed) en lo que va de este mes recortó su tasa de interés de referencia en 150 puntos base para ubicarse en un mínimo de 0.0% – 0.25%. Además, de reiniciar su estímulo cuantitativo (compra de activos en dólares), entre otras medidas de disponibilidad de crédito.

En el caso de los bancos centrales de países emergentes se ha observado una participación muy activa de bajas de tasas de interés. En la semana previa, el Banco Central de Sudáfrica recortó tasa en 100 puntos base, llevando a su tasa de referencia a un nivel de 5.25%, mientras el banco central de Brasil disminuyó su tasa en 50 puntos, para situarla en 3.25%.

Te puede interesar