Inicio EntretenimientoCultura Sincopadas… entre cuerdas y metales

Sincopadas… entre cuerdas y metales

por Redacción
  • Por Glen Rodrigo Magaña

RedFinancieraMX

En clave de “fa” suena el contrabajo, y con mucho trabajo, la pionera de este instrumento en el ritmo roto, llegó a convertirse en la primera líder de un ensamble integrado por hombres, y de ser la hija de una costurera y sirvienta de Chicago, se posicionó como uno de los íconos de los años veinte en la síncopa, terminando en el olvido histórico por mucho tiempo. Mientras que Chattanooga, Tennessee, diera una de las más importantes multiinstrumentistas de los inicios del siglo XX, apodada “Little Louis” por asemejarla con la música de Louis Armstrong, ella logró ser la “Reina de la trompeta” y la segunda mejor ejecutante de trompeta en el jazz.

Ya hemos comentado en esta sección dedicada a las féminas en el jazz, que la condición de la mujer en aquellas primeras tres décadas del siglo XX era de racismo respecto a las afrodescendientes, sufrían el machismo entre los ensambles, así como de la industria del ritmo roto y en varios casos eran vistas como un objeto sexual, siendo constantemente hostigadas y hasta llegar al grado de ser prostituidas, golpeadas o violadas.

La lucha de la mujer en el jazz, fue en un inicio de reconocimiento y de un esfuerzo mucho mayor que el de los varones, aún más si eran instrumentistas, ya que las mujeres podían cantar, pero era casi imposible tocar algún instrumento. La causa e injusticia fue que esto era mal visto, en primer lugar por la “sociedad blanca” y añadido el gremio de jazzistas… las oportunidades solo eran para los hombres. Aquí, les compartimos el caso de dos grandes instrumentistas de la síncopa que, a pesar de estos enormes muros, encontraron como superar las adversidades.

Thelma Terry… contrabajista y la primera bandleader de los varones

El apellido verdadero de Thelma era Combes, nació en el poblado estadounidense de Bangor en Michigan un 30 de septiembre de 1901, pero ella sentía como su tierra a Chicago, sitio en el que se mudara su madre al divorciarse, cuando Thelma era muy pequeña.

Combes se crio desde abajo, ella -a pesar de ser blanca-, era la hija de una sirvienta y costurera de una acaudalada familia de Chicago, la familia Runner, respetados empresarios en la industria musical. Es desconocido aún por qué la joven Combes eligió el contrabajo como instrumento, pero lo que sí se conoce, es que su formación fue dentro de la música de cámara y estudió en la Austin High School, perteneció a la Orquesta Sinfónica de Mujeres de Chicago a la temprana edad de 18 años, pero su pasión sería el jazz.

Abandonó lo clásico para adentrarse en los ecos prohibidos, Chicago era la cantera de grandes mafiosos, el alcohol se distribuía de forma clandestina, glamour, sexo, sitios ocultos brindaban embriagadores placeres nocturnos y la época era… los delirantes años veinte. Mientras Capone era uno de los hombres más buscados, Thelma se presentaba por el circuito de bares con la banda de jazz blanco Austin High Gang, en la legendaria “Ciudad de los Vientos”, integrado por Jim Lannigan (piano), Jimmy McPartland (corneta) Dick McPartland (banjo y guitarra) y Bud Freeman (saxofón).

Los biógrafos afirman que Thelma disolvió la banda para crear su propio ensamble, el primero integrado por hombres bajo la batuta de una mujer: Thelma Terry and her Playboys, el mote de Terry fue impulsado por la firma MCA Ink o Music Corporation of America, al escucharla como la nombraban los Playboys, de donde entre su alineación surgiera el aclamado baterista Gene Kupra.

El ensamble fue todo un éxito, y con ello, varios sobrenombres en los encabezados de los medios del espectáculo: “La hermosa sirena rubia de la síncopa”, “La princesa del jazz” o “La mujer Paul Whiteman”. Recordemos que Whiteman fue uno de los productores multimillonarios que se beneficiaron del jazz de aquella época, aunque entre los músicos afroamericanos de aquel tiempo, lo catalogaran como pura simulación, fue quien vendiera el jazz como “artículo de lujo” al mundo siendo un mediocre instrumentista de orquesta, pero el mote, sirvió para posicionar a Terry.

Recorrió con la banda varias capitales de la síncopa, como Atlantic City, Nueva York o Kansas City, pero tras el constante acoso sexual que sufriera dentro de la industria y en sus presentaciones, disuelve a los Playboys.

A finales de 1929 se casó con Willie Haar, un rico hombre de negocios en Savannah, Georgia, después se embarcó hacia Europa, a la capital alemana para ser más precisos, se divorcia de este millonario en 1936 para regresar a Chicago. La situación del país de las barras y las estrellas, durante aquel tiempo, era de quiebra, Terry no encontraría trabajo, la indiferencia del gremio jazzístico -por su ausencia- hizo que Thelma decidiera abandonar por siempre la música y adoptara ser instructora de Tejido.

Thelma “Terry” Combes murió el 30 de mayo de 1966 a causa de un invasivo cáncer de garganta en Michigan, Estados Unidos, su nombre sería poco conocido por algunas declaraciones de su familia en Michigan en los años setenta y reconocido hasta la publicación del Diccionario histórico de la música popular en 2017.

Gene Kupra, en su película biográfica de 1959, lamentó no incluir su periodo profesional con Thelma Terry, ya que, al momento de rodarse, el nombre de la contrabajista se encontraba enterrado y en el olvido.

Otras grandes ejecutantes del contrabajo como June Rotenberg o Lucille Dixon Robertson, se entrelazan con la obra de Thelma Terry, siendo una de las pioneras en este instrumento en clave de Fa.

 

Valaida Snow… suspiros para la “Reina de la trompeta”

La “Little Louis”, Valaida Snow, dominaba el violonchelo, el bajo, el banjo, el violín, la mandolina, el arpa, el acordeón, el clarinete y el saxofón, pero su fuerte, era la trompeta, de ahí su sobrenombre asociado a Louis Armstrong.

Originaria de Chattanooga, Tennessee, nació el 2 de junio de 1904 y ella es “La reina de la trompeta”, catalogada como la segunda mejor trompeta del jazz, y esto, solo porque Armstrong aplicó la norma social de “primero en tiempo, primero en derecho”.

Valaida era alegría con sensualidad lírica pura, una descarga de talento que resonaba en los vientos, bailarina de primer nivel de lindy hop, el swing lo llevaba en el alma, lo interpretaba con una sensible pasión y lo expresaba en los pies.

Ella sonaba a Nueva York en la “Era del jazz”, comenzó su fama desde la adolescencia, en tiempos donde se veían contadísimas intérpretes de algún instrumento de metal, con tan solo 17 años ya se había presentado en el viejo continente y hasta a China fue a dar. Formó parte del explosivo ensamble The Choolate Dandies, donde participaba el cantante Noble Sissle y el pianista Eubie Blak.

Bastante sensual, la “Little Louis” era un imán para los caballeros, escucharla en su versión de “Minnie the Mooncher”, debió de causarte una profunda emoción a Cab Calloway; Londres y París se regodearon con su ejecución del tema Londres y París “High Hat, Trumpet, and Rhythm”; mientras que la televisión era el ingrediente musical de casa del programa de Ethel Waters, Rhapsody in Black.

A los inicios de la Segunda Guerra Mundial, Valaida fue invitada a presentarse en Dinamarca, pero justo cuando se encontraba en aquel país europeo, los alemanes invadieron, fue tomada presa por los nazis y quizás fue la única prisionera afroamericana que permaneció injustamente en una cárcel 18 meses.

Regresó a su país, su adicción a la oxicodona le comenzaba a pasar la factura, a tal grado, que cayera desvanecida por una fulminante hemorragia cerebral que le causó la muerte antes de subir al escenario en el Palace Theatre de Nueva York el 30 de mayo de 1956.

 

Estimados homoespacieros, les comparto los tradicionales enlaces de estas dos grandes instrumentistas de la síncopa:

-Thelma Terry and her Playboys: “Mama’s Gone, Good Bye” (1928). https://youtu.be/zvBbTxjXIuY

-Valaida Snow, jazz trumpet star (cápsula biográfica). https://youtu.be/r6e7ye-fiJA

-Valaida Snow: “Lady Be Good” (1924). https://youtu.be/A8oWpBOa8vM

Amigos, los invitamos a que visiten www.homoespacios.com así como ver el programa Espacios Vintage de Televisión Educativa por las redes sociales tveducativamx en YouTube, Facebook y Twitter, todos los domingos a las 20:00 horas; las cápsulas “Homo Espacios” por el canal de YouTube del Noticiero México al Día PM y a escuchar las cápsulas homoespacieras dentro del programa “Valija viajera” en Radio ABC 710AM, todos los sábados de 15:00 a 16:00 horas. Pueden contactarme a través de:

E-mail: glen@homoespacios.com /  homoespacios@gmail.com

Twitter: @HomoEspacios / @glenrod85

Facebook: homoespacios

YouTube: https://www.youtube.com/channel/UCEqcZzyiOGLoUyw5Jd__H-A

Te puede interesar