Inicio EntretenimientoCultura Vérbato: El Planeta de las Lenguas Mutantes, primera obra inspirada en la pandemia

Vérbato: El Planeta de las Lenguas Mutantes, primera obra inspirada en la pandemia

por redfinanciera
  • La compañía ÜboodÜ da a conocer la puesta en escena que llegará al público vía streaming
  • Habrá una presentación el 7 de noviembre, en el Foro Cultural Ex Capilla de Guadalupe

RedFinancieraMX

Debido a la actual crisis sanitaria, artistas y técnicos dentro de la industria del entretenimiento, una de las más afectadas por la pandemia, vieron cerrada su fuente de trabajo, ante ello, un grupo interdisciplinario se reunió vía streaming para encontrar nuevas maneras de exponer su trabajo y de allí surge Vérbato: El Planeta de las Lenguas Mutantes.

Así lo explica Phito Tores, coprotagonista y autor de la obra homónima en que se inspiró la puesta en escena, la cual se presentó este viernes en función de prensa en el Centro Cultural El Hormiguero, donde previamente se explicó que la obra surge de la analogía de la caja negra como un espacio cerrado donde adentro se expande otro espacio tiempo.

Durante la cuarentena, esa caja se representó por la casa, la habitación, la computadora, el teléfono celular, estructuras que inspiraron la creatividad para expresar los deseos de libertad que se plasman en la obra a través de los sentidos.

Se trata de una puesta en escena de tres artistas multidisciplinarios mexicanos: el actor Carlos Padilla protagonista de “Voces inocentes” premiada en Cannes y ganador de un Globo de Oro; el compositor, escritor y músico Phito Torres, discípulo de José Cruz Camargo y autor de cinco obras de teatro y el poeta Wilfredo Palomeque, autor del poemario Las fauces del trastorno y compositor musical.

“Fuimos tres artistas los que iniciamos la modalidad desde nuestros respectivos encierros, y hoy ya se han integrado a la compañía más de 10 artistas”, explicó Torres quien adelantó que el futuro de la obra será a través de plataforma de internet gratuita, ya que solo se cobrarán las primeras presentaciones para recuperar los gastos de producción. También, se tiene contemplada una presentación el día 7 de noviembre, en el Foro Cultural Ex Capilla de Guadalupe, ubicada en la alcaldía Miguel Hidalgo.

“Una solución como todos lo sabemos, son las presentaciones por streaming, por lo que la segunda etapa consiste en grabar una presentación para llevar a las nuevas audiencias contenido de la más alta calidad”.

Al respecto, Padilla expresa que “debido a la contingencia y los nulos espacios para presentar la puesta, surge la idea de llevarlo a una black box, un espacio reducido, pero con una amplia gama de técnicas para expresar nuestras ideas que en cierto punto explotaron y en secuencia fueron encalladas en arte ultra sensorial y así seguir trabajando entre el caos que es donde nace la verdadera magia”.

En su oportunidad, Palomeque expresó que esta obra emerge en un momento crítico por el encierro, “surgió de una pequeña charla de montar un show juntando nuestras disciplinas, lo cual era en su momento algo que se veía difícil, pero que pronto tomó forma mediante la disciplina de ensayos por Internet.

Sobre el nombre de la compañía, Torres expresó que ÜboodÜ es un juego fonético originado en ”abracadabra”, la palabra mágica que abre la bóveda de la creatividad y ante el fenómeno pandémico abrió la caja de un poeta, de un actor y performancero, así como de un escritor y músico.

“Los tres teníamos en común que el monitor de nuestros ordenadores era negro. Nos vemos en el cubo, nos vemos en la caja decíamos con frecuencia. En algunas ocasiones aquella caja negra se convirtió en nuestro bar en línea, nuestra cafetería de ocasión, y al furor de unas copas, poesía, música, arte, todo a través del hilo invisible de Internet, a esta iniciativa se fueron sumando otras tantas amistades”.

La obra tiene una duración de una hora 20 minutos, tiene música en vivo, iluminación, performance, poesía, fusión de danzas del mundo, cuya temática es un viaje interdisciplinario por las emociones y expresiones emanadas del encierro de la pandemia que se centra en la caja.

El trabajo performático rescata técnicas de la Danza Butoh, vanguardia de teatro físico de posguerra de la segunda mitad del siglo 20, y elementos de la danza contemporánea fusionados con un concepto que llamamos noise corporal – impulsos corporales eléctricos acompañados con nois o sonidos ambientales electrónicos en vivo.

Se trata de una experimentación sonora y corporal utilizando las nuevas herramientas electrónicas como un cambio de paradigma en la percepción de lo sonoro con lo corporal y sus nuevas formas y usos, también utiliza elementos de las artes visuales, instalación y proyección haciendo un trabajo con distintas disciplinas donde el cuerpo sonoro, el cuerpo físico y el cuerpo material, hacen un mismo ecosistema repleto de texturas orgánicas y uniformes.

Te puede interesar