Inicio Internacional Segunda noche de disturbios en Wisconsin, tras ataque policial a afroamericano

Segunda noche de disturbios en Wisconsin, tras ataque policial a afroamericano

por redfinanciera
  • Exigen justicia por agresión con arma de fuego a Jacob Blake

RedFinancieraMX

Los protestantes incendiaron edificios y gran parte del distrito comercial en Kenosha, Wisconsin, durante una segunda noche de disturbios provocados por la herida de un hombre de color con un disparo en la espalda por la policía mientras sus tres hijos pequeños miraban.

El humo se elevó sobre el centro de Kenosha después de que la policía con equipo antidisturbios se enfrentara contra los manifestantes mientras desafiaban el toque de queda desde el atardecer hasta el amanecer el lunes por la noche y el martes por la mañana, cerca de donde la policía mató a tiros a Jacob Blake el domingo.

Blake, de 29 años, permaneció en cuidados intensivos después de la cirugía y requeriría más operaciones, dijo el martes a ABC News el abogado de derechos civiles Ben Crump, que representa a la familia Blake. El padre de Blake le dijo al Chicago Sun-Times que su hijo estaba paralizado de cintura para abajo.

Blake, que había estado intentando romper una pelea entre dos mujeres, recibió cuatro de los siete disparos, todos disparados por un oficial, frente a sus hijos de 3, 5 y 8 años, dijo Crump.

“Solo puedes imaginar los problemas psicológicos que estos bebés van a tener por el resto de su vida”, dijo Crump.

El video capturado por un vecino muestra a Blake caminando hacia la puerta del lado del conductor de su SUV, lejos de dos oficiales que le apuntaban con armas a la espalda. Después de que abre la puerta, suenan siete disparos y uno de los oficiales tira de su camisa. Se desconoce qué pudieron haber visto los oficiales dentro del automóvil de Blake.

Crump dijo que “no había indicios de que estuviera armado”.

El tiroteo está siendo investigado por el Departamento de Justicia de Wisconsin, que no ha dado a conocer ningún detalle. La policía de Kenosha ha remitido todas las preguntas a los investigadores estatales.

Pero el incidente, el último de una letanía de casos para centrar la atención en el tratamiento policial de los afroamericanos, desató indignación en la ciudad de Kenosha, frente al lago, ubicada al norte de Chicago y al sur de Milwaukee.

El tiroteo ocurrió tres meses después de que la muerte de George Floyd en Minneapolis provocara protestas en todo el país contra la brutalidad policial y el racismo.

Te puede interesar